Paros.

Lo que mas define a Paros es su tranquilidad y por supuesto, sus playas cristalinas.

Parikia es el centro de Paros y tiene un paseo marítimo muy tranquilo y bonito. Abundan las casas blancas y tejados azules, mucha variedad gastronómica y tiene pequeños rincones con detalles muy griegos. También hay locales y clubs para echar una noche agradable. Sin en cambio, si quieres conocer playas limpias y tranquilas, lo mejor es alejarse del centro, ya que las playas de esa zona están sucias y con muchas algas.

Pero desde le centro, tenemos la oportunidad de desplazarnos al paraíso de ”Anti-Paros”, donde realmente hay aguas cien por cien cristalinas y que tiene rincones donde nadie te va a molestar. Las playas de esta isla se pueden comparar con cualquiera paradisíaca.

Los precios en general son normales, ni muy caros ni muy baratos.

Las puestas de sol en las islas son todas una pasada. De nuevo, quizás no al nivel de Santorini, pero casi, me encontré en Parikia con una puesta de sol muy bonita. No se si serán las casitas blancas con sus tejados azules, la abundancia del mar, o la ausencia de edificios o casas altas, pero la puesta de sol que contemplé el día que pasé allí, no la voy a olvidar

Hay gente a las que todo lo que rodea a Paros le pareció un paraíso. A mí personalmente me gustó su tranquilidad para disfrutar del mar y de las costumbras griegas, pero de los cuatro sitios donde estuve, fue la que menos me gustó. Quizás buscaba otra cosa.

Eso sí, eso de tumbarte en una hamaca y pagar solo una consumación a cambio de tirarte allí todo el día, ya podría tomar ejemplo Málaga.

Para llegar hasta Paros yo fui desde Santorini en ferry.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *