Cinco motivos reales para pasar un fin de semana en Coruña.

Creo que fui de los afortunados que de los cuatro días que pasé en Coruña, solo uno llovió. Los demás fueron soleados y con fresquito. Aunque es verdad que el día que llovió me bastante jodido, la lluvia suele ser muy fuerte y desagradable allí.

Primero que recomiendo viajar a Coruña desde el aeropuerto de Santiago de Compostela. Los vuelos suelen ser mas económicos y el aeropuerto es mas internacional. No cometáis mi fallo.

1. La torre de Hércules.

Es muy bonita de ver y conocer. De los pocos monumentos de la época romana que siguen funcionando. Pero sobretodo merece la pena subir los mas de doscientos escalones que tiene mientras te informas de historias y leyendas de las que habla la torre y entonces ver las grandes vistas que tiene desde arriba. Todo un sin fin mar y montañas que rodean la ciudad. Desde ahí se pueden observar toda la belleza de mar que rodea la ciudad.

2. El paseo Marítimo.

El paseo que te lleva hasta la torre de Hércules es muy limpio y te ayudara a recorrer una por una las playas que tiene la ciudad e incluso algunas calas que no se dejan ver fácilmente que tienen mucho encanto.

Es uno de los paseos marítimos mas largos que existen con trece kilómetros de vistas al mar y de olor a salitre para leer, fotografiar, pedalear…

3. La vida nocturna.

Aprovechando que una buena amiga se sabe todos los lugares de la ciudad donde los gallegos sacan su lado mas fiestero, empezando por pequeños sitios donde te sirven vasos grandes de bebida a cambio de pocos euros.

La verdad es que para ser Coruña una ciudad con a penas 200.000 habitantes, tienen una gran variedad de clubs para todos los gustos. Buenas salas que incluso tiene bonitas vistas al mar y un ambiente muy simpático. Que nunca nadie me vuelva a decir que solo los del sur les gusta la fiesta.

El pelicano, por ejemplo, es una discoteca muy grande. Tiene dos plantas, buenas luces, espectáculos, música moderna y encima es muy barato entrar. Normalmente cuesta ocho euros la entradas, pero si vas antes a algún club de al rededor (recomendables todos) te la pueden dejar a la mitad o gratis y siempre consumición incluida.

4. La gastronomía

Podemos disfrutar de platos en los que abunda el pescado (una pena para los vegetarianos), u otros platos típicos de España muy exquisitos y económicos. Entre otros:

-El famoso pulpo a la gallega. Puedes comértelo entero o en tapa (que tampoco es pequeño)

-El marisco es una autentica delicia para todo el que viaje a Coruña.

Una de las cosas que probé fueron croquetas de gambas y langostinos. Nunca voy a olvidar el sabor tan exquisito que tenía tanto como el de los mejillones rellenos o los chipirones fritos. Todo tenía un sabor muy sabroso.

Un lujo que puede que no pase de los cuatro o cinco euros y es que los platos/tapas suelen ser bastantes grandes y los precios son baratos. (Las tapas cuestan de 1,50 a 3,50 cada una, y son bastante amplias).

Yo donde mas veces comí fue en ”Tapas Daylons”. Una pequeña taperia con muy buenos precios y unas tapas de lujo. Aunque por Marineda city, que es uno de los centros comerciales mas grande de Europa, también tiene una amplia variedad gastronómica. El centro es muy moderno también y tiene todo tipo de tiendas para los mas consumistas.

Nunca me daba tiempo echarle fotos a los platos que me ponían por delante.

También para los amantes de la cerveza (no seré yo), no podéis dejar pasar la oportunidad de tomar la Estrella de Galicia que viene de la misma Coruña.

5. Plaza maría pita.

El ayuntamiento tiene una arquitectura cuidada, limpia y simplemente majestuosa. Ninguna foto le hace justicia.

Justo en frente una figura de María Pita, la gallega que lucho tanto por defender a Coruña de las tropas inglesas tiene su momento en medio de una plaza que lleva su nombre.

6. Centro de la ciudad

 

El centro de Coruña no esta lleno de edificios y tiendas extravagantes, además es bastante chiquitos pero tiene algunos monumentos que merecen la pena.

El edificio donde vivió Picasso es digno de darle un vistazo por dentro  y  por fuera. Es un edificio moderno con una corona en cada extremo. Muy elegante como lo son en general los edificios de allí (colegios, iglesias…) y por dentro hay un museo con replicas de sus cuadros u objetos que le pertenecieron.

La edificio de la opera lo destacaría por la buena arquitectura y porque le junta una cascada de casi diez metros. Me gustó bastante.

El puerto también esta muy céntrico. Es muy pequeñito pero tiene bastante vida sobretodo cuando el tiempo no es tan desagradable, también es un buen punto de partida para empezare a caminar hasta la torre de Hércules.

Por suerte de los tres días que estuve allí, solo uno llovió, los demás fueron bastantes soleados y la gente aprovecha el mínimo rayo de sol para dar un paseo por el puerto donde hay muchos parques infantiles y mas actividades de ocio.

A Coruña es otra ciudad mas que es digna de darle una visita, mínima para un fin de semana que si puede ser con menos lluvia mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *